4 cosas que no te dicen de la universidad

4 cosas que no te dicen de la universidad

Me encuentro a unos cuantos días de comenzar mi cuarto año de carrera universitaria. En el proceso he aprendido muchas cosas y dudo que este año vaya a ser la excepción.

Antes de escribir aquel artículo vino a mí una interrogante por la cual escribí parte de lo que te voy a mostrar.

Recuerdo que estaba sentado en la cafetería viendo los rostros de los estudiantes; no sé si sufriendo, descansando o estresados. Lo seguro era algo, gran parte estaba confundida; incluyéndome.

En ese momento caí en cuenta de qué no es la universidad.

  • La universidad no te hará alguien.
  • La universidad no te asegura el futuro que deseas.
  • La universidad no tiene que ser desagradable.
  • La universidad no es útil, si no ponemos de nuestra parte.

Una vez tuve en mi mente esas ideas, la pregunto retumbó:

¿Qué es la universidad?

Para explicar el punto de vista que tengo ante la universidad, haré uso de las 4 cosas que dije que la universidad no es.

Antes de eso, quiero aclarar que esto no es en contra ni a favor de la universidad, sino de la actitud que muchas veces tomamos ante ella y cómo creo que debería ser.

La universidad te ayuda en lo que quieras ser

Basado en que: La universidad no te hará alguien.

Sí, deja de ponerte excusas de que “sigues en la universidad” para no hacer lo que quieres. De decir que no tienes tiempo, cuando lo que falta es pasión, convicción y voluntad de comenzar.

Hay que dejar de utilizar la universidad para posponer los proyectos que nos motivan.

Los grandes en sus áreas, los innovadores, no es que lo fuesen por dejar la universidad; lo que hicieron fue aprender a dividir su tiempo, poniendo como priodidad sus metas y utilizando los recursos disponibles a su favor, no como esclavizadores.

La universidad es una herramienta para alcanzar tus objetivos

Basado en que: La universidad no te asegura el futuro que deseas.

Es solo una herramienta, es opcional. A excepción de carreras en que se necesite algún tipo de licencia o idoneidad. En este caso la universidad es una herramienta para controlar dichas licencias.

Estar en una universidad es una de las tantas estrategias que hay para lograr el futuro que deseamos. El asunto es que la universidad es la manera más segura de obtener, no necesariamente el futuro que queremos, pero sí estabilidad.

También ser estudiante universitario brinda acceso a cientos de oportunidades dentro y fuera del país; estudios, pasantías, investigación, relaciones más cercanas con empresas y profesionales del área.

Es un beneficio estar en la universidad, así sea solo por tener estas oportunidades; sin necesidad de volverla el centro de tu vida.

La universidad es un ambiente de pruebas

Basado en que: La universidad no tiene que ser desagradable.

¿Qué tiene que ver esto con ser agradable?

Son pocas las situaciones en la vida en las que podemos experimentar sin correr el riesgo real en su totalidad. Incluído el paintball, los simuladores de vuelo, los juegos de carreras… Bueno, no son tan pocas las situaciones.

Lo que quiero decir es que como en estos juegos, la universidad nos permite hacer pruebas, estrellarnos; todo esto sin salir del ambiente controlado. Podemos emprender como independientes, experimentar con los recursos de la universidad y trabajar en equipo.

Un ejemplo de recurso es GitHub Education Pack.

No siempre vamos a tener éxito, pero las repercusiones no serán tan grandes porque siempre tendremos la universidad como colchón.

Por esto diviértete, prueba métodos de aprendizaje, haz proyectos con compañeros, crea grupos afines y aprovecha la oportunidad de socializar con personas dentro de tu industria(más adelante se complicará un poco).

La universidad es útil si la utilizamos a nuestro modo

Basado en que: La universidad no es útil si no ponemos de nuestra parte.

Es cierto que no todos aprendemos de la misma manera, pero sea cual sea tu preferencia; ten en cuenta los beneficios que estar en una universidad te brinda en tu desarrollo profesional.

Aunque no necesites a un profesor que te esté dictando el tema, tienes a uno para consultar y resolver tus dudas relacionadas (esto sería lo ideal).

Aunque no tengas dudas, te brindan prácticas para que el tema se grabe mejor en tu cerebro.

Tú solo asegúrate de aprender algo, porque no es cuestión de calificación, sino del valor que te aporta; del conocimiento y experiencia que puede transmitirte un profesor.


Gracias por haber leído mi opinión sobre la universidad; espero te sea útil y ayude a percibirla de manera distinta. Si tienes alguna opinión me encantaría conocerla, por aquí o cualquier otro medio que desees contactarme.

Aclaro que lo presentado en este artículo es únicamente para nivel universitario y tengo otra perspectiva en cuanto a la necesidad de una educación formal primaria/secundaria.

Alberto Castillo Gordón

Alberto Castillo Gordón
Estudiante de Ingeniería de Sofware, escritor y músico.

Cómo comprender mejor lo que leemos

La lectura comprensiva es una de las principales facultades a desarrollar si se quiere mejorar como persona y profesional... Seguir leyendo

Lo que 3 años de universidad me han enseñado

Publicado el 15 de Enero de 2018

IEEE Day Rama UTP

Publicado el 10 de Octubre de 2017